Depilación definitiva

La depilación definitiva mediante Luz Pulsada Intensa se basa en el principio de fototermólisis selectiva. Esta consiste en la absorción selectiva de la energía óptica emitida por el equipo por determinados cromóforos localizados en la piel. En el caso de la depilación el blanco sobre el que actúa la misma es el pigmento presente en el pelo dentro del bulbo piloso , en la dermis. Al ser absorbida la energía óptica es transformada en calor y ese calor es transmitido a las células presentes en el bulbo piloso que son las que dan origen al pelo propiamente dicho. Estos ciclos de calentamiento progresivos dañan en forma permanente el bulbo, impidiendo a la larga que se produzca pelo nuevo. La depilación con Luz Pulsada Intensa sólo puede realizarse sobre pelo pigmentado ( marrón claro a negro), no siendo útil en pelo cano. Se necesitan entre 6 a 10 sesiones para alcanzar el resultado buscado, dependiendo del tipo de vello y la zona a tratar. El paciente debe rasurarse mientras dure el tratamiento y no estar activamente bronceado antes de realizar la sesión. Es un tratamiento muy efectivo aún en pacientes con alteraciones hormonales responsables del aumento del vello, siempre tratando en forma concomitante también la patología de base. Resuelve el incómodo problema de las pseudo-foliculitis de las piernas o el cavado. Es posible tratar cualquier zona corporal, aún áreas delicadas como cara, cuello o cavado. Es un procedimiento indoloro, rápido y seguro, pudiendo el paciente retomar sus actividades habituales inmediatamente. Recomendamos una sesión cada 5-6 semanas. En ocasiones se necesitan sesiones de mantenimiento posteriores, ya que el vello más fino y más claro es más difícil de eliminar en forma completa en las primeras sesiones. La experiencia médica y los equipos de Luz Pulsada Intensa de última generación aseguran tratamientos seguros y efectivos. Para ello contamos con el equipo más moderno Harmony® Elite que utiliza la tecnología Advanced Fluorescence Technology (AFT™) de última generación, garantizando potencia y cuidado del paciente.